Estas Viendo: Vuelve a la vida, coctel y documental | CineForever

De preámbulo a “Vuelve a la vida”, el director Carlos Hagerman coloca un texto en el cual apunta que su filme nació de un viaje a Acapulco para preparar el guión de una película de ficción, pero ante las cualidades de lo que se encontró decidió asumirlo como documental, permitir que fluyeran las voces, que los personajes que encontró hablaran con su sinceridad y peculiaridades y contarán su historia.

El buen humor campea desde que la conocida música de Charles Gounod, “Marcha funeral para una marioneta”, que se hizo muy conocida porque servía de fondo a las introducciones de los programas de televisión de Alfred Hitchcok, acompaña a un grupo de personas que caminan por la arena junto al mar. Hagerman la utiliza para darle un toque de travesura a lo que vendrá, a esa épica que fue la existencia de Hilario Martínez Valdivia, apodado “Perro largo”, buzo y popular personaje acapulqueño, y lo que constituyeron sus hazañas.

Hagerman enlaza con amenidad las palabras de familiares cercanos y conocidos de “Perro largo”, con Robyn Sidney –quien estuviera casada con él-, su hijo John Grillo –impulsor y fotógrafo del filme-, el papá de Grillo – jazzista y ex esposo de Robyn-; a ellos se le suma el cronista de Acapulco desde hace sesenta años, para trazar un vívido retrato de Hilario Martínez.

A lo que se reúnen los amigos y familiares de “Perro largo”, es para celebrar el treinta aniversario de la captura de una mantarraya de gran tamaño que asoló las playas del puerto guerrerense allá por 1975. “Perro largo” decidió demostrar que era capaz de capturarla. Una parte sustancial del documental es el recuento de cómo lo consiguieron por parte de quienes le acompañaron, de los preparativos  hasta que lo pescaron, a que él le metió cuchillo y le cortó la cabeza, a que el pez en un último estertor abrió la mandíbula y por poco se traga a uno de ellos, quien muestra su trofeo de aquélla jornada, un diente.

El realizador organiza sus entrevistas para hilar los fragmentos que narran con sentido festivo y rememorativo a Hilario (y un par de escenas de “El rey de Acapulco” y “Tintorera”). Incorpora en consonancia los tramos de Robyn, de su viaje a visitar la casa donde habitó, el vecindario; a cuando conoció y se la ligó el “Perro largo”, su antecedente laboral de modelo, la causa por la que se vino a México con su hijo pequeño.

Con ella trae a su ex esposo, un músico de jazz neoyorquino, quien interpreta varias canciones (una versión de Bésame mucho). Entendemos el legado en su hijo John Grillo que toca la guitarra. Y éste también hace recuento de cuando iba a la primaria en Acapulco, sus recuerdos de “Perro largo”, donde coincide con otros: Macho, mujeriego, aventado, cantarín, excelente nadador, que se sumergía en el mar sin aparatos, detallista y expresivo en narrar sus fábulas e historietas.

Hagerman suma las palabras que componen lo que fue Hilario Martínez; de dónde venía su apodo: una, por lo “largo”, lo cuentero, lo exagerado; y lo de perro se salda con la anécdota de cuando mordió el dedo a un tipo.

“Vuelve a la vida” se adereza con el coctel en que Hilario era experto, el que preparaba de obsequio a sus amigos, no regalaba ropa ni objetos sino les armaba un festín en que el coctel era ingrediente infaltable.

Carlos Hagerman acompaña los créditos finales con la receta perfecta del Vuelve a la vida, sabroso complemento al recuerdo que guardan del “Perro largo” sus hijos, hermana, yerno, cuates. Al altar donde se guardan collares, un diente prehistórico y un cigarrillo de mariguana por si se le antoja una noche.

Enlaza las relaciones y fotografías de quienes participan en el documental, todos bajo la figura indeleble y apasionante de Hilario Martínez Valdivia.

Hagerman le da ritmo a la música escogida  y tocada expresamente para acompañar la biografía y la gesta de “Perro largo”. Sabe fructificar la historia que le regaló su amigo John Grillo; saca a la luz a un personaje único, suculento, digno de los recuerdos que de él se guardan, y de crónicas y libros (su biografía está en vías de ser editada en libro), para que le conozcan por México y otros países.

“Vuelve a la vida” se proyecta en el 30 Foro Internacional de la Cineteca.


Sin Comentarios »

Aún no hay comentarios.

Dejar un comentario

Siguenos en: